Nuevo libro de Eduardo García Carmona, "Dónde y Cómo Pescar en León" Cotos, TLSM, EDS, moscas...

Nuevo libro de Eduardo García Carmona, "Dónde y Cómo Pescar en León" Cotos, TLSM, EDS, moscas...
Adquiérelo al precio de 29,85€ en las más importantes librerías de España, en El Corte Inglés y en León en Librería Pastor, Artemis...o por internet, pinchando en la imagen

domingo, 29 de agosto de 2010

LA BAÑEZA de intensivo a tradicional..."tiempos pasados sí fueron mejores"...

La Bañeza, de coto intensivo a coto tradicional, ¿por qué y para qué?

“Lo mismo da, que da lo mismo”, o lo que son las chorradas de la Administración

Las truchas grandes, en verano, se resguardan del sol en las horas centrales del día, para comer de madrugada o al sereno



Buenos ejemplares de cangrejo señal, ¿para cuando abrir su pesca en esta zona?

-----------------------------------------------
Texto: E.Gª Carmona. Fotos: Paco Redondo y E.G.C
------------------------------------------------

LA BAÑEZA

Un coto intensivo recovertido en tradicional por "obra y gracia" administrativa.


Un tramo de río Órbigo para disfrute de toda la comarca.



----------------------------------------
Texto y fotos: Eduardo García Carmona

----------------------------------------


No hace muchos años el río Orbigo era pescable hasta que se despedía de la provincia de León. Ahora, la contaminación humana e industrial desde Veguellina de Orbigo hasta el límite con la provincia de Zamora es tal, que el río está convertido en una “cloaca”. El lucio puebla las aguas de este tramo, siendo la especie predominante, junto con bogas y escallos. La trucha, en esta parte baja del Órbigo, prácticamente no existe, a no ser la de la piscifactoría de Vegas del Condado, cuando es soltada dos veces por semana, para repoblar el coto intensivo, ahora llamado tradicional.
Es un coto para recreo de jubilados y jóvenes que se inician en el arte de la pesca y para quienes, en verano, quieren tener grandes sensaciones con ejemplares de más de un kilo pescando al sereno.

EL COTO, ACCESOS Y LÍMITES

Es un gran espectáculo, en la época del desove, poder ver desde el Puente Paulón los miles de lucios que intentan remontar el pequeño muro existente en las aguas del río Orbigo. Es el juego de la supervivencia y la procreación. Muchas hembras mueren exhaustas en el empeño. Otras son capturadas por Medio Ambiente, que intenta eliminar o descastar la zona de este depredador, que invade el territorio truchera de la provincia, cada vez más.
Pese al lucio, el tramo, desde que se ha hecho coto intensivo, ahora reconvertido por la Administración a coto tradicional, no sabemos por qué, está ganando muchos enteros. La propia presión pesquera a la que es sometido, semana tras semana, hace que los aficionados estén sirviendo de equilibrio ecológico. Son cada vez menos los lucios que se sacan pescando a cucharilla, aunque desde primeros de Setiembre y hasta final de temporada la pesca es sin muerte, y al paso que se va, posiblemente a la vuelta de unos años, descienda considerablemente la población de lucios.
Las zonas de pesca de este tramo son muy similares. Las amplias tablas, con aguas remansadas, los pozos con buenas entradas y salidas, y las raseras, se suceden cada pocos metros. La amplitud de orilla a orilla, más de 25 metros y no menos de 40, según zonas, hace que se pesque cómodamente, a pesar de la maleza y choperas.
Se puede decir que el coto de La Bañeza se ha convertido en una manera importante de disfrutar para todos los aficionados a la pesca en la comarca y los visitantes que acuden a él, cada temporada más numerosos.
El límite superior se encuentra en Valdesandinas. El inferior, en el Puente Paulón, en la carretera de La Bañeza a Santa María del Páramo. La extensión del tramo es de 4 kilómetros.
La mejor vía de acceso desde León, es por la carretera de Astorga hasta el cruce de Hospital de Orbigo. Desde aquí a La Bañeza, después de pasar Veguellina. La distancia, aproximada, es de 50 kilómetros. También se puede acceder, desde León, por la carretera de Santa María del Páramo, después de pasar Trobajo del Cerecedo, en la carretera de Benavente, por el cruce antes de llegar a la Vidriera Leonesa.

sábado, 7 de agosto de 2010

La Bañeza, donde la noche es día...

COTO INTENSIVO DE LA BAÑEZA

Un coto para disfrute de toda la comarca
Tiene todas las características del gran río "mosquero" por excelencia de León, el Órbigo, grandes truchas autóctonas, aunque la mayoría son de la piscifactoría de Vegas del Condado



-------------------------------------------
Texto y fotos: Eduardo García Carmona
-------------------------------------------

No hace muchos años el río Órbigo era pescable hasta que se despedía de la provincia de León. Ahora, la contaminación humana e industrial, desde Veguellina de Orbigo hasta el límite con la provincia de Zamora es tal, que el río está convertido en una “cloaca”. El lucio puebla las aguas de este tramo, siendo la especie predominante, junto con bogas y escallos. La trucha, en esta parte baja del Órbigo, prácticamente no existe, a no ser la de la piscifactoría de Vegas del Condado, cuando es soltada dos veces por semana para repoblar el coto intensivo.
Se trata más de un coto para recreo de jubilados y jóvenes que se inician en el arte de la pesca, y para la celebración de competiciones de la Asociación Pesca Club de La Bañeza, como el encuentro anual con los militares del acuartelamiento de Astorga.

EL COTO, ACCESOS Y LÍMITES

Es un gran espectáculo, en la época del desove, poder ver, desde el Puente Paulón, los miles de lucios que intentan remontar el pequeño muro existente en las aguas del río Órbigo. Es el juego de la supervivencia y la procreación. Muchas hembras mueren exhaustas en el empeño de remotar río arriba. Otras, son capturadas por la guardería de Medio Ambiente, que intenta eliminar o descastar la zona de este depredador, que invade el territorio truchera de la provincia, cada vez más.
Pese al lucio, el tramo, desde que se ha dedicado coto intensivo, está ganando muchos enteros, año tras año, temporada tras temporada. La propia presión pesquera a la que es sometido, hace que los aficionados estén sirviendo de equilibrio ecológico. Son cada vez menos los lucios que se sacan pescando a cucharilla, y al paso que se va, posiblemente a la vuelta de unos años, descienda considerablemente la población de lucios.
Las zonas de pesca de este tramo son muy similares. Las amplias tablas, con aguas remansadas, los pozos con buenas entradas y salidas, y las raseras, se suceden cada pocos metros. La amplitud de orilla a orilla, más de 25 metros y no menos de 40, según zonas, hace que se pesque cómodamente, a pesar de la maleza y choperas.
Se puede decir que el coto intensivo de La Bañeza se ha convertido una manera importante de disfrutar para todos los aficionados a la pesca en la comarca, aunque también del resto de la provincia, e incluso de otros lugares de España.
El límite superior se encuentra en Valdesandinas. El inferior, en el Puente Paulón, en la carretera de La Bañeza a Santa María del Páramo. La extensión del tramo es de unos 4 kilómetros.
La mejor vía de acceso desde León, es por la carretera de Astorga hasta el cruce de Hospital de Órbigo. Desde aquí, a La Bañeza, después de pasar Veguellina. La distancia, aproximada, es de 50 kilómetros. También se puede acceder desde León, por la carretera de Santa María del Páramo, después de pasar Trobajo del Cerecedo, en la carretera de Benavente, por el cruce antes de llegar a la Vidriera Leonesa, o por la Autopista de pago.

miércoles, 21 de julio de 2010

PesCarmona ha alcanzado, en año y medio, 300.000 entradas en su blog de pesca...


...y lo festejamos con un reportaje del TLSM del río Yuso (León)

Si lo quieres ver, te invitamos a que entres en el Blog de los Cotos, ¿Dónde y Cómo Pescar en León?



Gracias por confiar en nosotros


Con tus visitas desde el 11 de Enero de 2009, hasta hoy día 21 de Julio de 2010, hemos sobrepasado las 300.000 visitas y por esa confianza seguimos trabajando para tí,

Gracias
PesCarmona

Pescar en Tierra de la Reina, para festejar las 300.000 visitas en PesCarmona.......


TRAMO LIBRE SIN MUERTE DEL RÍO YUSO

¿Y por qué la Administración no deja todo TLSM en la zona incluyendo el Coto sin muerte de Tierra de la Reina?

La delicia de pescar en la montaña de Riaño camino de Cantabria

Las dos mejores zonas de pesca: la desembocadura del arroyo Guspiada y por encima de Barniedo de la Reina

-----------------------------------------
Texto y fotos: Eduardo García Carmona
-----------------------------------------


Donde termina el tramo acotado sin muerte de “Tierra de la Reina”, comienza la zona “libre sin muerte” y a uno se le ocurre una pregunta para entendidos. ¿Por qué no se deja todo libre sin muerte?
Se trata de una zona de 2,5 Kilómetros que va des el área recreativa de Suelta Grande, hasta el puente de Barniedo de la Reina. Antigüamente, antes de cerrarse el pantano de Riaño, era la zona inferior del coto de Portilla.
Las características de este tramo sin muerte son, prácticamente, idénticas a las de los cotos entre los que se encuentra. Río estrecho con agua cristalina y abundante trucha pequeña, aunque con sorpresas muy agradables.
La mejor zona de pesca se encuentra donde desemboca el arroyo Guspiada. Existen tablas hermosas con caídas y raseras muy buenas. Zonas donde el río se remansa y forma tablas excelentes para la mosca seca. Pozos donde las salidas y entradas pueden deparar agradables sorpresas.
La zona próxima a Barniedo ofrece tiradas muy cómodas, donde entre las rocas, en verano, podremos ver como las pintonas toman nuestros engaños.
En este río y en todos los de montaña con aguas claras, es necesario pescar en la orilla, a poder ser sin meterse en el agua, y lanzando siempre aguas arriba, especialmente en verano y con pesca a la leonesa.
Si se desea pescar en el río Yuso no hace falta elegir el Coto de “Tierra de la Reina” en el sorteo anual, es suficiente acudir a este tramo libre sin muerte para gozar de lo lindo.

MOSCAS RECOMENDADAS PARA PESCAR EN LA ZONA

Para pesca a la leonesa

En invierno acudiremos con moscas oscuras: pardón, tabaco, verde aceituna, sangre de toro, sin olvidar el paja vieja.
Ya en Mayo, podremos añadir un lila, malva, rosa palo, caramelo.
En Junio, en la cuerda no puede faltar el carne y el salmón, sin olvidar, a finales, la hormiga de ala blanca y una saltona común.
Para Julio y Agosto, la saltona común, la hormiga de ala blanca, el carne claro, el Fanta y el salmón fuerte. Al atardecer con tres saltonas será suficiente: común, amarilla y cascuda, sin olvidar la negra y la palometa.

A Mosca seca

Hasta mediados de Mayo, el pardón, en diferentes tamaños, verde aceituna y marrón oscuro.
Una ninfa oreja d liebre dará buen resultado.
Desde finales de Mayo hasta el final de temporada, se recomienda pescar con marrones claros, oliva, carnes y salmones, en sus diferentes tonalidades y montajes: efímeras y emergentes, principalmente.
Los tricópteros verde y miel, siempre dan buen resultado en montaña, e incluso el negro con cercos cascudos.
En Julio y Agosto, la hormiga de ala blanca es imprescindible

martes, 22 de junio de 2010

TLSM TORRESTÍO...para disfrutar estando en Babia...


Tramo libre sin muerte del RÍO TORRESTÍOUn río de montaña con aguas clara y cantarin

as, repleto de truchas

Estar entre Luna y Babia.


------------------------------------------------

Texto y fotos: Eduardo García Carmona

------------------------------------------------

Hay quien dice que es la división natural de las dos comarcas leonesas: Babia y Luna. Lo cierto

es que nos encontramos en pleno c

orazón de Babia

, de la montaña más hermosa de la provincia.

Con Villasecino y Villafeliz presentes, a un lado y otro de Puente Orugo, el río Torrestío se enseñorea, se pavonea…mostrando su bellez

a más literal y literaria de andanzas de caballeros y reyes.

Se trata del clásico río de montaña que baja con las aguas de fuentes y arroyos de aguas frías y cristalinas, provenientes de las crudas nieves del invierno leonés, en plena Cordillera Cantábrica.

Peña Ubiña, el Puerto de Ventana,

puerta hacia Asturias, la Reserva Nacional de Somiedo, con sus lagos de Saliencia desde donde baja el arroyo de La Majúa, todo aquí es respirar naturaleza pura y viva. Frondosos bosques, hermosos prados, rocas empinadas y cielo azul, en verano y teñido de grises,

ocres y negros, en invierno y siempre, siempre, el dulce canto del agua que brota por doquier. Esta es la sinfonía de la natu

raleza babiana.

El río Torrestío, toma el nombre de la localidad leonesa más próxima a la Asturias de esta zona. Baja como un hilo de agua entre rocas y praderas a su paso por esta localidad pero, enseguida, coge poderío con la aportación del río que baja del Puerto de Ventana, desde una altitud de 1.587 metros de altura. Antes, cruza una inmensa pradería frente a Candeluela, localidad de nacimiento de un buen amigo, muy querido en la zona, Segundo Martínez, hoy Jefe de Se

guridad de Presidente del Gobierno y un gran amante de su tierra. Próximo a Genestosa, el río se convie

rte en adolescente, haciéndose adulto antes de llegar a San Emilia

no, con la aportación del río de La Majúa, para entregar su bravura y poderío al río Luna, a la altura de Truébano, en Puente Orugo.

MEJORES ZONAS DE PESCA, LÍMITES Y ACCESOS.

Este tramo de pesca libre sin muerte, del río Torrestío, tiene una longitud de 3,2 kilómetros. Tiene el límite superior en el puente de la carretera de San Emiliano a La Majúa. El límite inferior está situado, justo, donde vierte sus aguas al río Luna, por debajo de Puente Orugo y tras atravesar una hermosa pradera.

Las mejores zonas

de pesca, a menos las más cómodas para

el lance, se encuentran al principio y al final. Los más aventureros pueden elegir la zona media, donde la vida silvestre, a una orilla y otra, cierra el curso del río haciendo que el lance sea m

ás dificultoso.

Aguas debajo de San Emiliano y hasta donde el Torrestío forma una curva pronunciada, que le hace asomarse a la carretera que va al Puerto de Ventana, existe una de las zonas más visitada por los pescadores. Después, las dificultades se suceden hasta la zona de Fuente Caliente, fuente con aguas termales muy apreciadas por lugareños y foráneos. Aquí el río se vuelve a abrir al pescador para qu

e pruebe, otra vez, el lance, volviéndose a cerrar hasta unos 300 metros antes de Puente Orugo. Esta es, junto con el tramo final hasta el río Luna, la zona con mejores garantías de éxito piscatorio.

esa conSe recomienda pescar a cucharilla de un sólo anzuelo, sin muerte, la única permitida y a mosquito ahogado, o pesca a l

a leon

boya. El tramo final, con mosca seca, en verano, es muy bueno tomando muy bien las truchas un tricóptero con tejadillo flor de escoba, cerco cascudo y cuerpo negro, aunque en la época de “la mosca de la piedra” las pintonas la toman con mucha fuerza y ganas, para alegría de los aficionados.

Para llegar a pescar a p

escar a este TLSM, desde la capital leonesa, es necesario hacerlo por la A-66, hasta la sa

lida a Villabino, para coger la C-623. Pasando Villafeliz de Babia, a uno

s dos kilómetros, se encuentra Puente Orugo, de donde sale a carretera a San Emiliano (LE-481), que va hasta el Puerto de Ventana. Aproximadamente, a unos 75 kilómetros de la capital.


martes, 25 de mayo de 2010

CEREZALES donde el río Porma muestra su poderío truchero...

COTO DE CEREZALES...ideal para mosqueros

Un buen coto de pesca donde ni las obras y los dragados hacen decaer la riqueza piscícola

Buenas comunicaciones, está cerca de la capital y es cómodo de pescar







----------------------------------------
Texto y fotos: Eduardo García Carmona
----------------------------------------

Hace unos años, hablar de Cerezales era contar mil y una aventuras de importantes "pescatas" en cualquier jornada de pesca. La lucha por sacar las "pintonas" se convertía en delirio para el pescador que, normalmente gozaba hasta cotas insospechadas.
Cerezales fue uno de los mejores tramos acotados que existían en la provincia. Los pescadores tenían preferencia por este tramo del río Porma por diversos motivos: la buena trucha, la proximidad a León con buenas vías de comunicación y por lo cómodo que resulta de pescar.
En la actualidad Cerezales ha vuelto a recuperar parte del terreno perdido. Sus aguas contienen un alto porcentaje de truchas.
Hace unas temporadas la enfermedad conocida por Saprolegniosis, hizo auténticos estragos en el río Porma, siendo Cerezales una de las zonas más dañada por su incidencia.
Jornadas de pesca sin muerte y otras medidas como los vedados de cabecera, han dado como resultado una magnifica recuperación. Tanto que, parece imposible que en la actualidad esté el coto como está.
Los meses de julio y agosto se consideran excelentes para el pescador, debido a la gran cantidad de truchas que tienen sus aguas y por si fuese poco, por la calidad de las mismas. La trucha en Cerezales tiene buenas dimensiones. Esas dimensiones que hacen vibrar al pescador cuando traba un ejemplar en alguno de sus señuelos.
La vigilancia es buena y la "freza" se deja notar con garantía de éxito, año tras año. El Curueño, es el río "madre" de los frezaderos del Porma a la altura de Cerezales.

EL COTO

El tramo acotado, fue creado en el año 1973 y aunque la especie principal de sus aguas fue siempre la trucha, hay que decir que también fue uno de los mejores cotos de cangrejo de la provincia, aunque este último ya ha desaparecido.
El límite superior del coto, comienza frente a la Central de Sorriba, en el kilómetro 21,500 de la carretera de Puente Villarente a Boñar. 400 metros aguas abajo del Puente de Cerezales, desemboca el río Curueño por la margen derecha. El límite inferior se encuentra en la zona de desagüe del centro piscícola experimental de Vegas del Condado.
Tiene Cerezales 5,5 kilómetros de longitud de tramo acotado. El río es bastante ancho en algunos tramos, aproximándose a los 30 metros de anchura media. La zona de “vedado” es la que se encuentra entre el azud de derivación para lo toma de agua del Centro Experimental de Vegas del Condado y el desagüe del mismo, límite inferior del coto.
Existen hermosas choperas, también la clásica vegetación de ribera, que acompañan el discurrir de las aguas del Porma.
Está prohibido pescar a cebo natural durante toda la temporada. El río Porma en Cerezales presenta muy buenas condiciones para la pesca. Tiene anchura de aguas y aunque con abundante vegetación en las orillas, dejan hacer al pescador todo tipo de lances. Las entradas a las orillas son excelentes.

FÁCILES ACCESOS

El acotado se encuentra a 32 kilómetros de la capital, con accesos muy fáciles y carreteras en buen estado. El pescador puede acercarse a este coto por tres vías distintas, una de ellas es la que va hasta Barrio de Nuestra Señora por la carretera nacional León-Santander. La segunda por Puente Villarente. La tercera, la que partiendo de la Vecilla y pasando por la Cándana, Gallegos, y Barrillos de Curueño, llega hasta Ambasaguas.
Por la margen izquierda del río, en su zona superior, se encuentra Cerezales, localidad que da nombre al coto y que se encuentra a unos 1.000 metros del inicio del acotado.
Por la zona derecha, Ambasaguas de Curueño, Barrio de Nuestra Señora, Debesa de Curueño, y ya casi al finalizar el coto, Vegas del Condado.

ZONAS DE PESCA

Las mejores zonas de pesca son: la zona media del acotado desde la desembocadura del río Curueño, hasta la toma de aguas de la presa de riego. En este tramo el río Porma se rompe en dos mangas formando una isla. Las condiciones de pesca en una y otra manga son muy buenas. El mejor tramo se encuentra entre la zona de la Barca y los Ribones, donde se encuentran tres tablonas espléndidas, con aguas movidas y rizadas. Es fácil en esta zona conseguir buenos ejemplares y gozar de la jornada pesca. Aquí, en estas tablas por las condiciones idóneas que presentan, la trucha se suele mover mucho a la hora de comer, subiendo a coger el mosquito prácticamente a lo largo de todo el día. Los serenos son "demasiado" en la época estival, pudiéndose conseguir ejemplares de gran peso y dimensiones de más de 30 centímetros. Existen a lo largo de todo el año grandes eclosiones de mosquitos, que en ocasiones parecen más bien auténticas plagas. Se puede decir que en Cerezales todo el tramo acotado es bueno para la pesca. Quizás algunos aficionados prefieran otros lugares de pesca que los indicados. Todo dependerá del arte a utilizar.
Lo peor de este acotado son los residuos orgánicos, basuras y otros elementos nocivos que se vierten al río y la cantidad de obras que se han efectuado, aunque la riqueza piscícola parece no haberse resentido mucho.
Este coto, junto con El Condado I y II, son de lo mejorcito en la provincia de León. Por algo la Semana Internacional de la Trucha de León, los tiene como cotos, casi fijos, para para celebración de las finales.

domingo, 25 de abril de 2010

EDS Órbigo III, en Carrizo de la Ribera (León) y Cimanes del Tejar...


...un tramo que cada temporada va a más para delicia de los mosqueros

Y Cimanes del Tejar, una de las pocas zonas libres de pesca con garantía de éxito










-----------------------------------------
Texto y fotos: Eduardo García Carmona
-----------------------------------------

Se trata de un tramo de 3,5 kilómetros que se encuentra entre el puente de Villanueva de Carrizo y la presa de la central de Alcoba de la Ribera, límite superior del coto de Sardonedo, o lo que es lo mismo, la toma de agua el canal del Páramo, en Huerga de Río.
Es una zona en regeneración por parte de la Administración, habiendo sido una de las que ha soportado mayor presión pesquera en los últimos años, así como más visitada por los furtivos.
Presenta este tramo múltiples vericuetos. El río Órbigo se rompe en muchos brazos, tanto al comienzo en Villanueva de Carrizo, como antes de llegar a la presa. Estos brazos ofrecen muchas oportunidades a los pescadores. Existen muy buenos pozos, donde además de truchas no es difícil sacar algunos ejemplares de lucios, aunque cada vez parece que menos.
Una de las mejores zonas de pesca se encuentra en lo 300 primeros metros, aguas abajo del Puente de Carrizo. Las caídas son excelentes para la práctica de la mosca seca. El río es ancho y tiene zonas de mucha vegetación acuícola. Las entradas y salidas de lo pozos son lugares donde las truchas se suelen poner a comer, y especialmente, al sereno, pasado San Juan.
La tabla frente a la piscina y campo de fútbol de Carrizo, es de lo mejorcito y unos 100 metros más abajo, el pescador podrá disfrutar de tablas más remansadas, con más profundidad y zonas de raizones, lugares idóneos para el cobijo de ejemplares de grandes dimensiones.
Desde que este tramo es Escenario Deportivo y Social se ha regenerado considerablemente y tiende a ser tan bueno como el de Santa Marina. Condiciones no le faltan y a poco que la vigilancia sea buena se conseguirá.
De momento, en los dos últimos años todos los pescadores que han pasado por este EDS hablan maravillas, tal y como se demuestra en las competiciones provinciales y en los selectivos de las sociedades.

TRAMO LIBRE DE CIMANES

La zona que va desde el final del coto de Villarroquel hasta el puente de Carrizo de la Ribera es de lo más visitado por los pescadores. Son algo más de 9 kilómetros de río, donde los aficionados tienen buenos lugares para el lance.
La mejor zona de pesca de este tramo libre se sitúa a la altura de la localidad de Cimanes del Tejar, tanto aguas arriba como por debajo de la playa fluvial. Las condiciones de pesca varían muy poco a los acotados, aunque con menos trucha. Lo peor es la abundancia de pescadores, especialmente al comienzo de la temporada y al sereno.

lunes, 5 de abril de 2010

Coto del río Cea, en tierra de nobles e hidalgos...


Entre páramo, campiña y vega discurre el río Cea



-----------------------------------------
Texto y fotos: Eduardo García Carmona
-----------------------------------------


El río Cea nace a más de 1.000 metros de altura, en los montes limítrofes con Cistierna y Llama de la Guzpeña, casi en la provincia de Palencia.
Siguiendo el curso del alto Cea, nos encontraremos con un amplio robledal y tierras de labor regadas por el curso de otro río o arroyo de nombre Peñacorada, topónimo que también se da a la montaña más singular de la comarca de Cistierna. Es la primera aportación importante a un disminuido caudal de una fuente de montaña que, unos kilómetros más adelante, bajando de la zona del monte de Riocamba, recibirá las aportaciones más importantes de caudal de todo su trayecto. Se trata de los arroyos de Valcuende, Tapiales y Rebedul, así como del buen caudal del río Camba.
A pesar de su homogeneidad aparente, las tierras por donde camina este río van desde el páramo más cruel de antaño, con importantes zonas de terrazas, hasta la campiña más ondulada, con valles abiertos y una vega rica en la zona más baja. Eso sí, el color ocre de su tierra y suelo arcilloso predomina a lo largo de todo su curso cuando se despide de la montaña.
Si las salgueras y chopos son los árboles que saludan al viajero río Cea, no podemos olvidarnos de los robledales y pinares existentes, predominando como enclave natural más destacado de la comarca el singular melojar de Valdefuentes.
La tierra arcillosa es la mejor materia natural para la formalización de lagos, lagunas y zonas húmedas que abundan en El Burgo Ranero, de ahí su apellido, en Villamizar o Villamuñío. Algunas con protección especial por su importancia ecológica, como las de Joarilla de las Matas.
Los primeros pasos del Cea, hasta llegar a Almanza, son torpes como los de un niño cuando aprende a caminar, presentando, además muchas dificultades orográficas, con abundante vegetación de orilla que cierra el paso. Es rico en trucha fina, pero muy huidiza al tener el río poco caudal y escasa anchura. Para practicar la pesca es complicado, aunque los lugareños saben bien donde conseguir ejemplares. Alguna que otra rasera, pero especialmente los pozos, son los mejores lugares para practicar. Aquí se encuentra el único tramo acotado del río, del que nos ocuparemos más adelante
Pasando Cebanico, donde el Cea recibe la aportación del Peñacorada, llegamos a La Riba, desde aquí y hasta Mondreganes el Cea presenta una de sus mejores zonas libres de pesca. La amplia vegetación de las orillas y la flora acuícola protegen a las “pintonas”, encontrando un refugio ideal para la procreación, año tras año. Un kilómetro antes del puente de Mondreganes queda delimitada la mejor zona libre del río, o al menos la más visitada por los pescadores, que a veces no quiere decir que sea mejor.

EL COTO DEL CEA... ese gran desconocido

El río Cea es uno de los más importantes reductos o paraíso natural para la trucha común. Este río posee un acotado ignorado por muchos pescadores pero, sin lugar a dudas, es uno de los más trucheros y con mayores defensas naturales. Este tramo acotado es de los pocos que existen en nuestra provincia, donde el hábitat arropa y cuida el subsistir de la trucha dándole refugio casi inalcanzable para el humano, pese a la disminución alarmante de caudal durante el verano. Es difícil, incómodo y a veces impracticable para pescar, pero ahí radica su encanto. Es coto para "pescadores" que sepan aprovecharlo y gozar en sus aguas.
Son muchos los tramos donde es casi imposible el acceso directo al río, incluso en verano cuando las aguas son más bien escasas. La naturaleza es tan sabia que el curso del río forma, cada pocos metros, grandes pozos donde casi no se puede entrar. Es aquí donde “la reina de nuestros ríos” tiene uno de los últimos refugios de nuestra provincia. Las aguas se encuentran franqueadas por maleza, arbustos, todo tipo de vegetación y zarzas, cerrando el hueco del curso fluvial. Seguirá siendo así mientras los humanos se olviden de meter máquinas para destrozar el entorno de este paraíso, como ha ocurrido en otros de nuestra geografía provincial.

CÓMO PESCAR

Las dificultades orográficas existentes hacen muy difícil el arte de la pesca a caña. No es recomendado para principiantes y amigos de lo fácil. Existen zonas abiertas donde se puede practicar la pesca con mayor comodidad.
Se recomienda pescar a cucharilla. A este arte se obtienen buenas capturas, aunque hay que saber manejarla hábilmente para no dejarla en las ramas de los árboles y malezas, que tapan las orillas del río.
La pesca a mosquito ahogado trabajándola bien, da buenos resultados y se hace muy bella para el aficionado que tenga arte en el manejo de caña y el lance. Se aconseja pescar con caña corta y pocos mosquitos en la cuerda, dos o tres al máximo.
En verano se recomienda pescar con una saltona, un carne y un salmón, sin rastro y siempre haciéndolo aguas arriba.
El arte que mejores resultados da es la mosca seca, sobre todo si se sabe manejar bien la cola de rata y no se “patea”el río. Por lo general las aguas bajan claras y la trucha se espanta con facilidad.
La anchura del río no pasa de los cinco metros en muchos casos, aunque en otros tramos, los menos, llega a diez metros.

MEJORES ZONAS DE PESCA

Las mejores zonas de pesca se encuentran en el comienzo, desde Carrizal a Villamorisca. Desde Quintanilla de Almanza al final del coto, también existen tablas con aguas rápidas y otras donde se remansan. Hay buenas caídas, raseras y pozos. Aquí se puede pescar a cualquiera de los artes permitidos, con garantía de éxito. Los "serenos" suelen ser muy buenos. Las saltonas hacen estragos.
La zona con mayores complicaciones para el pescador, se encuentra entre Villamorisca y Quintanilla de Almanza, donde el río se cierra totalmente, encontrando el aficionado pocos lugares para el lance, al menos a mosquito ahogado y mosca seca. Aquí el arte a practicar es la cucharilla. Llegando ya al puente de Quintanilla, se encuentran tabladas donde realizar más cómoda la tirada. El pescador puede quedar maravillado, a la caída de la tarde, al comprobar la ebullición constante de las aguas. ¡Cómo se ceban las truchas en este tramo!
El coto del Cea es una maravilla para el pescador que lo sepa pescar.
La longitud del coto es aproximadamente de unos 6 kilómetros. Existen buenos pasos para cruzar el río de forma natural y varios puentes en la Vega de Almanza, Quintanilla, Villamorisca y Carrizal. A uno y otro lado del río hay hermosas praderas y buenas tierras de cultivo.
Existen lugares para dejar el coche a la misma orilla del río y buenas sombras para cobijarse de los rayos del sol.
El río Cea es un gran desconocido para muchos pescadores leoneses, no así para los palentinos de la zona de Guardo, que disfrutan, por su proximidad, de jornadas de auténtica belleza en contacto con la naturaleza y sienten los portentosos tirones de los buenos ejemplares de trucha común que abundan en sus aguas.

OTRAS ZONAS DE PESCA EN EL RÍO CEA

Hasta Villaverde de Arcayos el interés por la pesca de la trucha persiste, aunque poco a poco se van perdiendo zonas y el río comienza a estar más abierto, atravesando la llanura. Desde aquí y hasta Villaselán y Santa María del Río, el Cea ofrece buenas tablas para el lance, aunque la trucha comienza a escasear. Otras especies comienzan a ser más importante en número que la “reina del río”. Barbos, bogas y lucios compiten por el hábitat, también convive el cangrejo.
Cuando el río saluda el Castillo de Cea y se dirige hacia Villamol, aproximándose a Sahagún, comienza a ganar en caudal, gracias a las aportaciones de los sobrantes de riego. Esta zona, perdida prácticamente hace unos años para la práctica de la pesca, ha vuelto a resurgir y son muchos los aficionados que han vuelto a sonreir gracias a las buenas capturas que se consiguen de lucios y barbos, pero también algún otro buen ejemplar de trucha. Es la zona más amplia y ancha de un río que ofrece un color amarronado a lo largo de todo el año.
Pasando San Pedro de Dueñas y Galleguillos de Campos, el río Cea se despide de la provincia de León y casi se da la mano con otro río que baja en paralelo desde la misma zona de la montaña leonesa: el río Valderaduey.